miércoles, 27 de noviembre de 2013

La industria francesa no quiere a Netflix en Francia



Netflix llegó a Europa por el norte en el 2012. UK, Irlanda, Suecia, Dinamarca y Noruega. España estaba entre los candidatos pero no pudo ser. A comienzos del otoño Netflix ha desembarcado en Holanda y para la primera mitad del 2014 se rumorea que Francia puede ser el siguiente.

     El problema es que los franceses no quieren a Netflix. Bueno, los ciudadanos si, porque entonces no se explica que el gobierno francés lleve años intentando atajar las descargas alternativas, con poco éxito. Por lo que demanda hay.

   ¿Y la oferta en Francia de VOD (Vídeo bajo demanda)? Pues hay algo, pero parece que menos que en España. Orange y Canal+ son los que lideran este servicio. El primero con su oferta OCS y el segundo con Canal + TV. Por 12 € al mes, OCS ofrece las series de HBO al día siguiente de emisión en USA subtituladas. Canal + también tiene contenido en tarifa plana para los amantes de los maratones de streaming. En España habría que estar agradecidos de tener muchas mas y mejores ofertas VOD que los Franceses. Aunque la oferta es inferior en Francia, la cuota de mercado es parecida en ambos países. Apenas un 3% del mercado.  

     El otro muro con el que tiene que lidiar Netflix es el de las ventanas. En Francia a priori Netflix no podría emitir películas con al menos 36 meses de antigüedad ( 3 añitos). Se habla de intentar negociar a 18 meses. La trampa que puede hacer el rey del streaming es saltarse la ventana, pues sus oficinas europeas están en Luxemburgo. Aparte, las empresas de VOD tienen que contribuir con un 19% a la inversión de cine nacional. Algo similar a lo que hay en España y tantos jaleos dan a las cadenas. 

     Una de las ventajas que tiene netflix son las series de producción propia. En este 2013 hemos visto media docena de ellas, entre las que destacan House Of Cards y Orange is the new black. Pero está claro que con solo las series exclusivas no puede competir y tiene que ofrecer un catálogo atractivo. En Estados Unidos cada película tiene una ventana diferente, y por eso hay varios títulos estrenados en cine este 2013 que ya están en Netflix.  

     Lo que no dice la industria francesa, es que Netflix en todas las regiones en las que está, tiene un amplio catálogo de cine nacional, algo que debería ser visto como una ventaja  y no competencia. 

    Los franceses son de los europeos que más acuden a las salas de cine, sobre todo a ver cine francés, algo que no ocurre en España, pero el hecho de que venga Netflix no lo tienen que ver como una reducción grande de perdida de público en la primera ventana.  El visionado de películas  y series en VOD es una realidad en muchos países, no solo en USA donde Netflix tiene 30 millones de clientes, y otros 10 repartidos en las otras regiones. Cada vez más gente se aleja de la TV tradicional. Quiere ver sus series cuando quiera y no cuando lo diga la programación. Esto es inevitable, por mucho que la industria Francesa lo quiera impedir. 

Fuente: Variety y Parismatch.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada